El invitado

Gerard invita a su jefe a cenar en su casa. Temiendo no estar a la altura de las circunstancias, su mujer Colette le pide a su vecino Alexandre, gurú en relaciones publicas, que les haga un "cambio de look" en 24 horas.