Ciao Brother

Angelo vive de la venta de cuadros falsos, pero lo descubren y decide huir a Estados Unidos. Al llegar a Los Ángeles sin dinero, encuentra un expediente muy original para enriquecerse: hacerse pasar por hermano de un rico heredero.