El baño del Papa

Es el año 1988 y el Papa Juan Pablo II va a visitar Melo. Se calcula que 50.000 personas asistirán a verlo. Los pobladores más humildes creen que vendiéndole comida y bebida a esa multitud se harán casi ricos.