El Bloke

Ginés Jiménez Buendía fue jefe de policía del municipio de Coslada durante más de 20 años. En 2008, se descubrió el complot de corrupción que lo había convertido, hasta entonces, en una figura intocable en la fuerza policial.