El Asistente

Ray Shawn sale de prisión y pronto se da cuenta de que la vida tras las rejas puede haber sido mucho más fácil que lo que tiene que enfrentar como asistente de uno de los magnates de los medios más grandes del país.