Los rostros del diablo

El horror coreano en su máxima expresión. Cuando un demonio que puede transformarse en humano invade a los Kang-gu, el deshonrado sacerdote exorcista de la familia debe realizar un último exorcismo o quedarse en el pasado y fallar como la última vez.