Gueros

Sombra y Santos han estado en el limbo mientras su universidad está en huelga, pero su rutina se ve interrumpida por la llegada del hermano menor de Sobra, quien los convence de localizar a su ídolo de la infancia.